Universidad
Politécnica de Madrid

“Me siento muy orgullosa de haber acabado la carrera sin dejar de entrenar en ningún momento”

Entrevista a Coral Herrador, recién graduada en Biotecnología por la UPM y ganadora de dos medallas en el Mundial Universitario de Kárate celebrado este verano en Japón.

14.09.18

La ciudad japonesa de Kobe acogió este verano el Campeonato Mundial Universitario de Kárate. De allí se trajo dos medallas Coral Herrador Sánchez, recién graduada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Madrid (UPM). Subcampeona con el equipo femenino español de la modalidad de kumite, obtuvo también un bronce en la categoría individual. En esta entrevista cuenta, sin que le falte buen humor, su experiencia en el torneo y cómo ha conciliado la práctica del deporte con los estudios en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica, Alimentaria y de Biosistemas (ETSIAAB). 

Coral1

Pregunta. Haber ganado las medallas en Japón, cuna del kárate, debe de resultar especial.
Respuesta. Sí, es una pasada. Mucha gente no lo entenderá, pero ya el hecho de competir en un campeonato del mundo es algo que hace muchísima ilusión; si encima es en el país en el que nació tu deporte, el cual llevas practicando toda la vida prácticamente, la cosa mejora aún más. Fue un campeonato muy bonito, con un ambiente genial, y encima me llevé dos medallas a casa. No me puedo quejar.

P. ¿En qué consiste el kumite, la modalidad de kárate que practicas?
R. Dentro del kárate están los katas y el kumite. Los katas son una especie de coreografías que incluyen técnicas de todo tipo (ataques, defensas) y el kumite viene a ser el combate. En kumite se puede competir individualmente, en distintas categorías en función de la edad y del peso, o por equipos. Los combates de chicas en concreto duran dos minutos y en ese tiempo tienes que intentar ganar puntuando. ¿Y cómo se puntúa? Pues haciendo al contrincante alguna técnica de puño o de pierna que no sea capaz de defender y que sea rápida, técnicamente correcta, en el momento adecuado. Un buen profesor mío, Óscar Martínez de Quel, suele decir que el secreto para ganar un combate se puede resumir en una frase: "Pegar y que no te peguen"; y tiene mucha razón [ríe].

P. ¿Es difícil compaginar el deporte con los estudios?
R. Sí, es difícil. Al empezar la carrera me dijeron que seguramente tendría que dejarlo y la verdad es que me siento muy orgullosa de haber acabado sin dejar de entrenar en ningún momento. Es muy sacrificado y, a veces, supone renunciar a ciertas cosas para poder entrenar o ir a campeonatos; pero, si te organizas bien, al final hay tiempo para todo. Por supuesto, hay momentos de estrés, pero para mí sin duda ha merecido la pena.

Coral2

P. ¿Cómo valoras la formación recibida en la UPM?
R. La verdad es que es muy buena. El nivel de los profesores de Biotecnología es increíble; y después de cuatro años, tanto yo como mis compañeros, hemos terminado el grado con la sensación de que hemos aprendido muchísimo y de que estamos preparados para lo que venga.

P. Y ahora, ¿hacia dónde te gustaría dirigir tu vida profesional?
R. Empecé la carrera con la idea de investigar, y a lo largo de estos años he visto que tenía tantas posibilidades, además de la investigación, que al final he cambiado de idea. Estoy especialmente interesada en el mundo de la industria farmacéutica, aunque tampoco me cierro a nada. De momento, este año voy a irme fuera de España y el año que viene espero empezar un máster.

P. En cuanto al kárate, ¿qué retos te planteas?
R. Pues tengo dos. El principal es no dejar de entrenar esté donde esté. Pero, por decir algo más a nivel de competición, este año me gustaría quedar campeona de España en el nacional, que ya llevo tres años pisando podio pero la final se me resiste [ríe]. De todas formas, no es algo que tenga continuamente en mente. Simplemente, entreno y entreno y entreno, y dejo que las cosas vayan llegando. Y, mientras tanto, me lo paso bien con mis compañeros del gimnasio y de la federación madrileña.

Deporte en la UPM 

La UPM fomenta la práctica del deporte con una oferta de actividades destinada al conjunto de la comunidad universitaria. Además, cuenta con 17 clubes deportivos, uno por cada escuela o facultad, a través de los cuales pueden los estudiantes inscribirse en diversas competiciones internas. También tienen la posibilidad de participar en los campeonatos universitarios regionales o nacionales como integrantes de las distintas Selecciones UPM.

La asociación deportiva de la ETSIAAB es Agroclub. Integra todos los equipos formados por los alumnos, con sus respectivas secciones femeninas y masculinas: fútbol sala, fútbol 7, fútbol 11, voleibol, baloncesto y balonmano. Las solicitudes para incorporarse a algunos de estos deportes deben dirigirse a la junta de la asociación, que se encarga de trasladarlas a los capitanes correspondientes.

deporte